Fotografía: Violette Bule Fotografía: Violette Bule

Cuando intentábamos comunicarnos con los desaparecidos, no recibíamos ninguna señal del más allá: estas palabras nos reciben en la desolada esfera de la imaginación que Raquel Abend van Dalen recrea en el Cuarto azul, preparándonos para un sentimiento que transita de principio a fin por sus páginas. Compuesta de migraciones, desarraigos, violencias simbólicas y muy reales ―en deuda con la Segunda Guerra Mundial―, esta fábula registra diversas soledades que confluirán en una intimidad evanescente, movilizada por un deseo y una nostalgia anclados en el presente feroz de la voz narrativa. El enigma de Henri Wozniak y Zofianka, sin embargo, nos depara también destellos de ironía ―sabio distanciamiento con respecto al desborde afectivo― y experiencias que rozan encuentros entre carnes vivas oportunamente evocados. Con esta novela breve, su autora se instala con firmeza entre los nombres más representativos de la narrativa joven venezolana.

Miguel Gomes

Comprar libro