SubUrbano – Ensayo

Lagunas de Milton Läufer: El olvido como identidad


Lagunas es un mundo de fantasmas que deambulan sin nombre y sin buscar al autor que los generó. Así se recibe a un personaje que se aísla en una cabaña recóndita, porque no podría ser de otro modo, y entre gatos ajenos. Deja una vida atrás sin intención de rescatarla, para volverse parte orgánica de una rutina que jamás le va a corresponder. Son las aguas que rodean la cabaña (espacio retraído y encerrado) en la que duerme, las que van entrando como líquido amniótico a un útero sin memoria. Arrinconan el desarraigo para volverse un territorio de por sí, un lugar para ser sin nacimiento ni muerte. El protagonista, un hombre, el hombre, vuelve a la caverna a ser alimento para los sobrevivientes de un mundo brutal.

Este ser, despojado incluso de su propio nombre, de todo lo que podría condensar un significado único, es al final un ensimismado que decidió reclutarse en el abandono, –¿cómo una forma de descanso?–. Espera sin apuro que una pareja de amigos, los verdaderos dueños de la cabaña y los gatos, vuelvan de un viaje eterno. Mientras tanto, se aferra a un paréntesis que se infla de aire y agua, como una composición onírica, que contiene a seres flotantes, espejos para la falta. Son el propio sueño de salvación.

Seguir leyendo