“La violencia circula por los márgenes del pensamiento humano”

David Bobis

Entrevista a David Bobis


En tu obra hay una atención especial a la violencia, tanto a la particular como a la que podríamos llamar histórica. ¿De dónde proviene esa tensión? ¿La labor del poema ante la violencia consiste en criticarla desde un decir que la anule o que se violente?

La violencia circula por los márgenes del pensamiento humano, recorre su cuerpo de un extremo a otro, así como su historia, delimitándole y, a su vez, expandiendo su potencia creativa hasta los límites más insospechados. En el reconocimiento de esta realidad surge mi poética. El odio, la agresividad –instinto de supervivencia-, la ira, no escapan al poema. La violencia deviene belleza. Traspasar esos márgenes que nos recorren, que nos circundan, volver a traspasarlos reintroduciéndonos en ellos, moldeándolos a nuestro antojo, nos embarca en un proceso apasionante: la deconstrucción de la moral en sus múltiples variables a través de la palabra; la palabra rizomática –entendida a la manera de Deleuze- insertada en un lenguaje formado por unidades constituyentes que al relacionarse entre sí y con toda la red de nódulos que configuran el ente individual y colectivo, se expande interna y externamente, favoreciendo el nacimiento del texto bio-lento. He ahí donde encontramos la labor del poema ante la violencia: lejos de anularla o violentar al lector, el escrito provee al lenguaje la capacidad de traspasar por medio de la interconexión de sus elementos (palabra, sintaxis, métrica, puntuación, el sentido del vacío –tan básica en el texto poético), el concepto de violencia llegando, incluso, a reconfigurarlo.

¿Cuál es el vínculo entre la ironía y la violencia?

La ironía fue uno de los elementos “transformadores” (de la violencia) que utilicé durante la confección de Notas a pie de E.T.A. Lejos de pretender relativizar el dolor sufrido por tantas víctimas, el duelo –aún no superado- ante un conflicto que durante más de medio siglo ha afectado a la sociedad vasca y española -y continúa afectando, la ironía pretendía ser un factor desestabilizador de la violencia ejercida tanto por E.T.A como por el Estado Español (*ver, como uno de los múltiples ejemplos, la estrecha relación entre los Grupos Antiterroristas de Liberación y el gobierno del Partido Socialista Obrero Español), una unidad que traspasase el concepto y lo reconfigurase con el objetivo último de poder comenzar a dialogar abiertamente sobre el conflicto. El humor convierte el dolor en grito subversivo frente a la dictadura de los asesinos. El poema es el cisma.

¿Qué es Puñales en la garganta?

Puñales en la garganta es lo que me clavé hace unos años y aún sigue la cosa sin cicatrizar, hahaha. Fuera de broma, fue el título de mi primer poemario, una amalgama de poemas de adolescencia que vi publicados -para mi vergüenza futura- gracias a la editorial Mandala & Lapicero. A pesar de que algún ejemplar queda en las librerías, la gran mayoría descansa debajo de mi cama, hasta el día en que tenga un lugar donde poder quemarlos sin sufrir ni producir daño alguno. Ese día comenzaré a dormir más tranquilo.

En La sed de la arena, el formato que escogiste para los poemas es breve y contenido. Cuéntame sobre la relación entre la forma y el asunto del libro asociado a la “primavera árabe”.

Muy probablemente el formato de los poemas que conforman La sed de la arena sea la forma donde más cómodo me siento. Lejos de toda temática, el interés por el vacío, el silencio, la imagen hecha palabra… recorren gran parte de mi poesía. A diferencia de “Notas a pie de E.T.A”, donde realicé un ejercicio de índole más intelectual, los poemas de “La sed de la arena” mostraban mi (personal) dialogo interno en torno a los acontecimientos de la “primavera árabe”.

En tu libro Notas a pie de E.T.A te acercas a un conflicto armado que duró por décadas en España. ¿Cómo fue el proceso de acercamiento a este tema a través de la poesía? ¿Tuviste presente la susceptibilidad de ambos bandos?

Posiblemente, el estudio de la historia de E.T.A, la indagación en su documentación interna, ha sido uno de los trabajos más arduos y satisfactorios que he realizado en los últimos años. Lejos de caer en el posicionamiento ideológico ante un conflicto armado que ha dejado tantas víctimas a lo largo de la última mitad del siglo XX y principios del XXI, decidí embarcarme en la profundización del conflicto a través de todos los medios posibles: desde la literatura etarra más accesible en los depósitos de las bibliotecas públicas o en librerías de viejo (“ETA 1958-2008: Medio siglo de historia”, “ETA. Historia política de una lucha armada”, “Agujeros del sistema”, “ETA nació en un seminario”, “Jesuítas, Iglesia y Marxismo”, “Vasconia”, etc…) a aquella documentación interna de la banda que pude obtener gracias al archivo histórico de la Fundación Benedictina de Lazkao y a la Universidad Autónoma de Barcelona (cuadernos de E.T.A, manuales de lucha armada, documentos sobre la Operación Ogro, ejemplares del Zutik…), así como una importante documentación audiovisual.

En cuanto a la susceptibilidad de la que me preguntas, he de responder, muy a mi pesar, que sí. Cuando decidí embarcarme en la creación de Notas a pie de E.T.A, una de las mayores dificultades con las que me encontré fue el hecho de poder hablar abiertamente de un aspecto tan doloroso para el conjunto de la sociedad española sin caer en el ataque a unos y/o otros o en el victimismo o, incluso, en esa supuesta necesidad, de emitir un posicionamiento concreto. El objetivo último del libro era encontrar un medio (el poema) que pudiera generar la destrucción del binomio E.T.A-Estado Español, un espacio donde acomodarnos unos y otros, donde poder mirarnos a la cara… Los resultados han sido en su mayoría satisfactorios aunque cabe decir que sí he sufrido algún ataque público y situaciones relativamente incómodas tras la publicación del poemario.

Cuéntame sobre el subtítulo de este libro: UNA HISTORIA DE AMOR UNDERGROUND.

Jajaja, el subtítulo, entiendo la curiosidad, es poco más que un guiño a mi ex mujer (entonces pareja), la cual fue un importante punto de apoyo durante la realización de este proyecto y, ante todo, el germen de lo que después pasó a ser un poemario. Sin su entusiasmo difícilmente habría concluido este proyecto.

Tienes un blog llamado La estrella asesina de Peter Pan. ¿Qué lugar ocupan en tu vida los niños perdidos?

Desde que cumplí los 16 años hasta el día de hoy, el colectivo de menores en exclusión social ha formado parte de mi vida. Primeramente colaborando en proyectos sociales de carácter voluntario y después, tras diplomarme en Trabajo Social, ejerciendo mi profesión en un Centro de Acogida de Menores.

Difícilmente podría decirme yo sin decir ellos.

¿Qué te interesa leer actualmente de escritores latinoamericanos?

Si te diera una lista de lo que voy leyendo últimamente, hahaha… en su mayoría pasa por literatura latinoamericana (sin olvidar la francesa y la norteamericana). En este último año he leído a gente como Martín Rangel, Adalber Salas, los infrarrealistas, Enrique Winter, Ana Carrete, Octavio Paz, Roger Santivañez, José Carmona-Robles, Ernesto Cardenal, Raúl Zurita, Natalia Litvinova, Mariela Dreyfus, David Meza, Gerardo Grande, Yaxkin Melchy, entre otros.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

Pues la verdad que ando liado con varias cosas. A nivel colectivo, en apenas un mes estará disponible la traducción de la antología & yo hablo mariposa de Bob Kaufman realizada, mano a mano, junto a Zach Payne para la editorial Huerga & Fierro. Por otro lado, y una vez más (y que sean siempre más), con Payne, estamos en los inicios del estudio, selección de poemas y traducción de una antología de Diane di Prima.

De forma individual, me encuentro inmerso en la redacción de poemas que ahondan en el trastorno límite de la personalidad; no tanto en la definición o conductas propias de esta tipología de trastorno sino más bien en la confección de poemas escritos desde el TLP . Tras pasarme meses documentándome gracias a la ayuda de la Asociación Española de Estudios y Tratamiento del Trastorno Límite de la Personalidad, finalmente, he podido sentarme a escribir. A ver en qué acaba la cosa.

David Bobis (Madrid, 1985), diplomado en Trabajo Social por la Universidad Complutense de Madrid, ejerce como tal en un Centro de Acogida de Menores de la Comunidad de Madrid. Finalista del Premio Nacional de Poesía Joven con La sed de la arena (ed. Amargord, 2012), así como autor de los poemarios Puñales en la garganta (ed. Mandala&LápizCero, 2010) y Notas a pie de E.T.A (ed. Amargord, 2015). Asimismo, parte de su obra aparece recogida en diversas antologías: Voces del Extremo “Poesía y dignidad” (Ateneo de Logroño, 2011), El Camino del corazón solidario, las palabras dan de comer (Bohodón Ediciones, 2012 ), Campamento Dignidad. Poemas para la conciencia (ed. Baladre, Zambra, Málaga, 2013 ) Voces del Extremo “Poesía y resistencia”(ed. Amargord, 2013), En legítima defensa (ed. Bartleby, 2014)  y Voces del Extremo “Poesía antidisturbios”(ed. Amargord, 2015).