Nayagua – Poesía

Lo que es mío, muy mío,
solo sabe morir junto a mí, a mis pies,
enroscado como un perro astuto,
rendido ante cualquier evidencia de humanidad.
Gestos frágiles, como huesitos sin chupar.
Es un perro apenas visible, a punto
de ausentarse por miles de años.


Selección de Hotel de santos
Seguir leyendo