Subverso – Poesía

I

Las ciudades
se vuelven piernas sin huesos,
barcos de luz artificial,
hoteles de vidrio que flotan
(¿existe algún edificio que no sepa volar?)
no piensan en nuestra transición,
en los pies viejos y trabajadores,
en el viento goteante de las madrugadas
(¿las fábricas asumen su propia fórmula?)
pasean las crisis de las generaciones,
cautivan el revuelo del nacimiento,
regresan la tierra a sus aguas
(¿es la muerte la que tiñe de negro las carreteras?).
La ciudades son cartas arrugadas
que se enfrían en los bolsillos de sus extranjeros.


Selección de Sobre las fábricas
Seguir leyendo